Guerra de gastro-listas

Publicado en: RevistaES del Periódico Hoy (28 de Marzo 2015)

3¿Qué le está pasando al mundillo gastronómico y su obsesión por el orden? ¿Porqué ahora esa manía de enumerar?

Hasta hace poco, que un crítico hablara del “mejor restaurante del mundo” no pasaba de una mera apreciación personal, y era acogido por el resto de los mortales con mas o menos crédito según la reputación de su orgen. Así ocurrió cuando Patricia Wells –crítica gastronómica de The New York Times- elevó a las estrellas al polémico Ferrán Adriá. Pero los árbitros gastronómicos y las refutadas guías (Michelin o Gault Millau) no se habían planteado establecer una jerarquía de los mejores entre los mejores.

4Los tiempos cambian y fue la británica revista The Restaurant la primera en crear una desgarradora y mediática lista. Con sus The World´s 50 Best Restaurants abrieron una nueva etapa de valoración diciendo quien era el número uno y quien el veinte; quien subía puestos y quien caía en picado. Un angustioso ranking que ascendía al cielo o bajaba a los infiernos a restaurantes, chefs, países y continentes. Ahora, no contentos con su excasa presencia en lista de The Restaurant, la publicación francesa Le Chef ha sacado su propia clasificación y la guerra no ha tardado en estallar. Como era de esperar son pocas, muy pocas, las coincidencias.

Por ejemplo en la última edición de The Restaurant no aparece ningún restaurante francés entre los Top 10 (el primero se encuentra el puesto once, el Mirazur de Mauro Colagreco), mientras que en Le Chef son 6 los nombres franceses entre los 10 primeros (Pierre Gagnaire, Paul Bocuse, Alain Ducasse, Michel Bras, Eric Frechon y Yannick Alleno).

2Lo mismo ocurre al contrario; en Le Chef el restaurante inglés mejor clasificado es The Fat Duck de Heston Blumenthal (puesto 28), en cambio, en The Restaurant son dos los restaurantes de Reino Unido en el Top 10 (el Dinner de Heston Blumenthal y The Ledbury de Brett Graham). Otro desacuerdo: el Noma deslumbra con primer puesto en la revista inglesa mientras que en la francesa no pasa de una discreta vigésimo primera posición.

Las desavenencias no tienen fin. Por no hablar de criterios que ignoran a algunos chefs de prestigio en la lista del Reino Unido y en la francesa, en cambio, ostentan los primeros puestos.

Tiene poco interés discutir las diferencias (más que abrumadoras), los puntos de vista distintos o el rigor y honestidad de los jurados; lo realmente importante es la crueldad del ordenamiento. Ante este fenómeno, no puedo dejar de plantearme ¿son necesarias las listas?

Para endulzarles sus cavilaciones -y esta Semana Santa- les dejo una deliciosa receta.

Si te ha gustado la entrada twittéala, aunque prefiero que dejes tu comentario.

10 pensamientos en “Guerra de gastro-listas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s