¿Qué aprendimos con Ratatouille?

Publicado en: Manjar (Diciembre 2017)

Artículo de Zinnia Martínez

 

0 ratatouille

A los 10 años de su estreno repasamos sus enseñanzas

Ya ha pasado una década desde que la historia de un pequeño ratoncito con gran talento para la cocina conquistara a millones de espectadores, y hasta un Oscar.

Ratatouille se estrenó en Junio de 2007 y no solo cocinó un extraordinario éxito de taquilla, sino que se ganó su lugar en los listados del mejor cine gastronómico, al lado de tan memorables cintas como El Festín de Babette o Delicatessen.

Si te gusta la cocina o eres un foodie empedernido seguro que adoras a Remy, “el chefcito” que hizo posible que un montón de roedores indeseables sirvieran una cena, conquistaran a la crítica y a los comensales de París, la ciudad más gourmand del mundo.

Los productores y animadores de Ratatouille se esforzaron -y lograron- darle mucho realismo al mundo subterráneo de la ciudad y capturaron, como pocos, el ambiente y la mecánica de la cocina de un gran restaurante. El filme es un compendio de sabiduría sobre el quehacer gastronómico. Aquí algunas de sus enseñanzas:

 

* ALERTA DE SPOILER: Si no has visto Ratatouille a estas alturas, corre inmediatamente a verla y luego continúa la lectura.

 

El valor de un buen recetario

1 recetarioPara Remy el libro de recetas del chef Gusteau lo es todo. No solo le funciona como escudo y bote salvavidas, sino que se convierte en su mentor, amigo y consejero. Si tienes un buen recetario clásico, no lo abandones, pues será siempre tu aliado fiel.

 

Los cocineros tienen pasado

2 cocinerosEn Ratatouille no sólo entendimos que la brigada de una cocina se divide por funciones, con una disciplina casi militar, sino que además los cocineros tienen pasados turbios y la competencia puede ser feroz.

 

Los clásicos permanecen

3 clasicosUn bocado de la receta de ratatouille elaborada por el ratoncito, lleva al crítico Antón Ego a vivir a un momento emotivo inigualable. La moraleja es clara: los clásicos o incluso la receta más sencilla, pueden lograr una conexión con nuestra memoria gustativa que no tiene precio.

 

Los críticos no son tan malos

4 criticoEl crítico gastronómico de la película, caricaturizado como una especie de vampiro solitario de ego muy inflado, baja de su pedestal y nos da una lección extraordinaria cuando decide apoyar al nuevo talento, arriesgando incluso su nombre. “Lo nuevo necesita amigos” asegura Antón Ego y le brinda a Remy todo su reconocimiento y credibilidad.

 

Cualquiera puede cocinar

5 cualquieraEs el mensaje de la película de principio a fin y queda claro cuando ese pequeño roedor conquista a los mejores paladares con su talento. Sin embargo, la verdadera receta para el éxito la tiene Remy y se va desvelando durante el largometraje: tengas el origen que tengas, no te conformes, no sigas a la manada, busca tu propio camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s