Concón: el quemadito dominicano

Publicado en: Bacana (julio 2015)

1 barcoCantos lánguidos, plagados de sentimiento y profunda nostalgia acompañaban la interminable travesía. Pero esos navíos que cruzaron el Atlántico cargados de esclavos, no solo transportaron al nuevo continente mano de obra para las minas y plantaciones; sus cubiertas iban repletas de una riquísima tradición culinaria.

4 malaguetaEn las oscuras bodegas trajeron a América el ñame, el plátano, la sandía, el guandul, la malagueta o la yautía; las antiguas recetas, la manera de preparar los alimentos, de combinarlos, utensilios de cocina y la forma de llamar a los platos. Una influencia tan importante que inició la segunda gran fusión alimentaria dominicana; una huella que ha llegado hasta nuestros días.

2 pilonTodavía hoy, las coincidencias entre la cocina del oeste de África y la dominicana son apabullantes. La salsa ata yoruba es muy cercana a los escabeches y sofritos hispanos. El mofongo, ese plátano frito al que se añaden trozos de chicharrón, proviene del vocablo de Cabo Verde cufongo, que significa “bola de maiz”. El chenchén encuentra sus antepasados en el sadza o el nshima, y el sancocho (a pesar de su herencia española) también tiene sus versiones en el calalú africano (aunque su color sea verde). Hasta los bollitos que se echan dentro tienen conexiones con el banku.

3 conconEl concón, ese arroz “pegao” al fondo del caldero, no podía ser menos y está igual de quemadito que en Nigeria (hasta lo llaman konkón). Servido con habichuelas y salsita de carne, su intenso sabor vuelve loco a los dominicanos. Pero -como los yanikekes, el cazabe o el picapollo- es su característica crujiente la que desata más pasiones.

No olvide que el concón perfecto ha cumplir tres premisas: tiene que estar bien crujiente, formar una capa fina y lucir un bonito color dorado, no quemado . Si sale del caldero entero, con forma de sombrerito, entonces ya es de campeonato.

A pesar del mal favor que han hecho las populares ollas arroceras al concón, hemos querido darle otra magnitud. Tres recetas en las que el conconcito caribeño adquiere otra dimensión.

 

Si te ha gustado la entrada twittéala, aunque prefiero que dejes tu comentario.

4 pensamientos en “Concón: el quemadito dominicano

  1. Hola Kiko buenos días, hoy que tengo algo más de tiempo te pongo un pequeño comentario para decirte que me gustan todos tus artículos, el contenido y lo amenos que son.
    Me gusta mucho tu blog.
    Creo que eres de los mejores Chef, sabes muchas cosas. Pero lo más importante que lo divulgas y nos haces participes de la cultura gastronómica.
    Respecto al tema de tu artículo efectivamente confluyen tres continentes en la historia de la gastronomía dominicana: tainos, africanos y europeos; siendo una gran fuente de sabores y aromas.
    Un saludo, buen verano.

    Me gusta

    • José Félix, muchas gracias por tus palabras. Me alegro mucho que te gusten!! Lo cierto es que la gastronomía es tan interdisciplinar ….. y tan apasionante que nunca termina… hehe.
      Gracias de nuevo por el comentario.

      Me gusta

  2. ¡¡ POR FÍN ¡¡ has resuelto la incógnita del CONCÖN . Ahora hace falta que nos brindes tu sapiencia en la elaboración del mismo PASO A PASO, cómo normalmente haces con la elaboración de tus recetas. Saludos de APETECE ecológicos, en MÁLAGA- ESPAÑA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s