Los Foodies más estrambóticos del Ciberespacio

Publicado en: RevistaES del Periódico Hoy (7 Mayo 2016)

01 foodies¿Se considera un cocinillas avanzado? ¿Fotografía cualquier platillo que prepara o se va a comer? ¿Ama la gastronomía con pasión, con auténtico desenfreno? Entonces seguro que en alguna ocasión le habrán llamado foodie (o quizás se presenta como tal).

011 foodiesPero en este 2016 ser foodie ya no es suficiente. Como cualquier tribu en alza el concepto se ha segmentado, dividido, estratificado en diferentes tipos.

Ahora a los foodies ya no les vasta con comer, disfrutar y alardear de ello. Necesitan un apellido, un sector, una sub-éspecie que los defina más, con la que se sientan completamente identificados. Por su estilo los reconocerán (y por su cuenta de Instagram todavía más). Así que prepárense porque hoy iniciamos la lista (seguro que esto da para más) de los especímenes foodies más estrambóticos del ciberespacio.

2 hostessLos Hostess: aman cocinar para cualquiera que se le ponga a tiro y le recibirán en su casa como si fuera el Príncipe de Gales. Adoran sorprender a sus invitados con platos elaboradísimos (sacados de algún blog de postín), enciender cientos de velas y las sobremesas interminables. Ganan sus likes a base de mesas pomposas y recetas de diseño.

3 oferta

Los Economizers: la relación calidad-precio es el leitmotiv de su vida (y de sus redes sociales). Aunque no postean mucho le sorprenderán con una receta deliciosamente mundana a low cost; con una vajilla hallada a precio de ganga o con alguna oferta a la que no se podrá resistir. Los odiará cuando llegue a la tienda recomendada y el producto esté agotado.

6

 

Los Healty Prouds: capaces de analizar cualquier alimento con más precisión que un escáner, basan su existencia en un recuento de vitaminas, carbohidratos y demás beneficios nutricionales. Cocinan poco y se reafirman mucho. Son los más sectarios y jamás intente discutir con ellos o se sentirá desgraciado cada vez que abra una fundica de papas.

 

 

5 sofisticadoLos Sofisticators: buscan experiencias sensoriales originales y únicas (y no les importa pagar un riñón por ello). Si lo nuevo es comer arañas viudas, allí están ellos, disfrutando y explicandole el maravilloso sabor de sus patas. Como son muy sociales comparten cualquier momento (con todo lujo de detalles). Tienen el ego tan grande que no cabe en sus selfies.

Quedan algunos más que dejamos para una segunda entrega. Mientras llega prueben esta deliciosa receta.

Si te ha gustado la entrada twittéala, aunque prefiero que dejes tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s