Cocinar hizo al hombre

Publicado en: RevistaES del Periódico Hoy (14 de Marzo 2015)

0Hace mucho, muchísimo tiempo, cuando el hombre empezó a gestionar el fuego, su vida cambió radicalmente. No solo porque logró ahuyentar a las fieras de las que era una fácil presa o porque consiguió iluminar y calentar las frías e inhóspitas noches; el hombre cuando dominó el fuego empezó a cocinar.

Es más, dicen que la alimentación y la transformación de los alimentos resultó vital para el dominio del hombre sobre la tierra y para colocarse en la cabeza de la escala animal. Como dijo Faustino Cordón la cocina hizo que se perfeccionase el lenguaje y que se colaborase en las tareas de recolección, almacenaje y transformación de los alimentos; para pasar del fuego directo, al barro y tiempo más tarde a la cazuela.

Pero ¿porqué cocinó el hombre? ¿qué logró con la cocción de los alimentos?

5Al cocinar transformaron el sabor de los ingredientes convirtiéndolos en comida, se accedieron a ingredientes imposibles de digerir sin la cocción, haciéndolos más agradables y sabrosos, transformando la necesidad primaria de comer en placer.

Al cocinar nos volvimos seres sociales. Los fogones comunes y la acción de comer en grupo afianzó la relación entre las personas, se expresó la comunidad y las relaciones con los miembros que formaban parte en ella.

Al cocinar, el nutrirse se volvió más seguro. El calor fue la manera de reducir las infecciones producidas por los alimentos, de purificar los líquidos y conservarlos mejor; en definitiva, disminuyeron las enfermedades y aumentó la esperanza de vida.

6Y lo que es más importante, al cocinar se volvieron los alimentos más digeribles. El cuerpo gastaba menos energía para procesarlos; este ahorro produjo el excedente necesario para el desarrollo cerebral. Del mismo modo al no ser precisa tanta fuerza en el acto de masticación, se redujeron tanto la mandíbula como el conjunto muscular que la hace moverse, favoreciendo el crecimiento craneal, lo que facilitó el aumento de las capacidades intelectuales en los humanos. En otras palabras, la cocina, hizo al hombre más inteligente.

4Hoy quiero hacer un homenaje a esos 400.000 años de cocina y a la certeza de que el hecho culinario fue fundamental en el proceso de humanización. Créanme cuando les digo que el hombre es hombre porque come cocinado.

Si te ha gustado la entrada twittéala, aunque prefiero que dejes tu comentario.

10 pensamientos en “Cocinar hizo al hombre

  1. El acto de cocinar merece una mayor importancia que la que muchos le damos. En mi caso personal, el hecho de hacerlo desde hace unos 24 años (mínimo unas dos veces al día) ha causado que pierda algo de interés en la cocina; la rutina disminuye la llama, sin duda. Espero poder recuperar el entusiasmo.

    Te saludo desde Argentina, Ciudad Autónoma de Buenas Aires.

    ¡Buena semana!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s