El Restaurante Efímero o el fenómeno Pop Up

Publicado en: RevistaES del Periódico Hoy (22 junio 2013)

pop-up-restaurant1¿Se imaginan un restaurante que funciona una sola noche, sin una ubicación concreta y sin un web site repleto de fotografías con lo más florido del menú?

Pues esto existe y se ha denominado dentro del mundo gastronómico como el fenómeno “pop up”; locales que nacen, sirven especialidades “gourmet” y desaparecen. Así de sencillo, así de rápido.

Pero su peculiaridad no se halla únicamente en su tiempo de vida o su semi-clandestinidad; la localización atípica también los hace excepcionales. Una vieja fábrica, una peluquería o una auto-carabana en el festival de música del momento, son lugares efímeros para las propuestas más cool. Eventos nómadas y –en muchas ocasiones- temáticos, con plazas muy limitadas; un factor fugaz que saben explotar.

Londres, Cannes, Río de Janeiro o Berlín son ciudades que han sucumbido a los encantos “pop up”. En un barco anclado en el puerto de Barcelona, el pasado San Valentín se ofreció la cena de la última noche del trasatlántico, con comida, decoración y atrezzo del que todavía se habla. En Berlín el Speisenklub Neukölln organiza el último domingo de cada mes una cena temática para unos 30 comensales y que ocurre cada vez en los sitios más insospechados. Ludobites del chef francés Ludo Lefebvre se ha llevado su restaurante a cuestas varias veces por Los Ángeles, abre un mes, cierra y se cambia de ubicación. Un fenómeno que ha encandilado no solo a hipsters y foodies sino a entusiastas de la cultura, exploradores urbanos, viajeros globales, party animals o coleccionistas de gente.

Su forma de darse a conocer también es bien curiosa. Bañados por esa aureola de secretismo, algunos funcionan con el clásico boca-oreja, otros requieren hacerse socio para participar en sus eventos, y la mayoría utilizan las redes sociales -especialmente Twitter- para convocar a su clientela.

Innovación y bajo coste para las propuestas de intrépidos talentos que pueden ahorrarse el elevado alquiler de un local y, de paso, hacerse un nombre entre los fanáticos de la gastronomía. Un fenómeno vanguardista que lleva meses expandiéndose por todo el planeta.

Para cuando desee convertir el comedor de su casa en un espacio “pop up”, o simplemente quiera seducir a sus invitados le propongo esta picadera tan sabrosa como sencilla de hacer.

Si te ha gustado este post twittéalo, aunque prefiero que me dejes tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s